Baloncesto masculino cubano hace soñar a todo un país

Pudiera parecer exagerado, pero con el triunfo histórico de 81-67 ante el equipo de Estados Unidos, este domingo 25 de febrero, la selección masculina cubana de básquet hace soñar a todo un país y a una afición ávida de mejores resultados en ese deporte.

   De ahí que esa victoria en el partido de vuelta del torneo clasificatorio de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), para la AmeriCup 2025 que acogerá Managua, Nicaragua, no sea una cualquiera, y puede marcar un antes y un después para el elenco varonil de Cuba.

   Téngase en cuenta que desde los Juegos Panamericanos de Cali 1971, un conjunto de la Isla no podía ganarle a uno estadounidense, cita en la que se impusieron 73-69, en lo que era el único éxito de los representantes de la nación caribeña con 22 derrotas.

   Por demás, esa gran actuación se disfrutó en el coliseo de la Ciudad Deportiva, en La Habana, que si bien no estuvo lleno, tuvo una buena afluencia de público que en todo momento apoyó a sus jugadores, esos que se entregaron en cuerpo y alma sobre la cancha para conseguir el sonado desempeño.

   Al respecto, Onel Planas Castillo, director técnico (DT) de la selección nacional, declaró muy contento a la Agencia Cubana de Noticias que los atletas jóvenes y más experimentados se complementaron muy bien, y se trabajó en colectivo que siempre es muy importante para alcanzar resultados positivos, expresó.

   También destacó la excelente defensa de sus pupilos; ahí estuvo una de las claves del resultado porque no permitimos que fueran efectivos desde el perímetro (tiros de tres puntos), como sí lo hicieron en el partido anterior en la Florida, Estados Unidos, afirmó.

   Precisamente en ese acápite se aprecia la labor de Planas Castillo, quien desde septiembre del pasado año, cuando fue presentado al frente del plantel cubano, aseguró que la intensidad defensiva sería uno de los sellos del conjunto que dirige.

   Tras vencer a los estadounidenses, el estratega igualmente resaltó la buena efectividad en los tiros libres, con un formidable 88 por ciento (22/25) y solo tres fallos, algo que era una asignatura pendiente en tiempos recientes.

   No obstante, el DT dijo que hay aspectos que deben seguir ajustando y trabajarán fuerte en busca de mejorar aún más, no podemos conformarnos con lo logrado hasta ahora, enfatizó.

   Entonces, ¿hay motivos para soñar con un renacer del básquet masculino cubano? Estoy seguro que sí, pero toca a los jugadores seguir demostrándolo sobre la cancha.

   Lo cierto es que la generación actual, liderada por Jasiel Rivero, permite soñar con los pies bien puestos sobre la tierra.

   Hay que mencionar, además, a los de nueva incorporación como Reinaldo García, Howard Sant Roos y Johan Carlos Gutiérrez, los dos primeros con vasta experiencia en distintas Ligas internacionales, y el tercero un joven con muchas condiciones y gran potencial.

   También con un mundo por delante está Pedro Bombino, quien se consagró en la noche de este domingo 25 de febrero al anotar 19 puntos, con siete canastas de dos unidades y cinco tiros libres.

   Tampoco debe olvidarse que en los dos primeros juegos de la ventana clasificatoria no estuvieron dos puntales de la selección como Karel Guzmán (lesión) y Yoanki Mencía, quien tuvo problemas con su documentación, y que deben incorporarse en los partidos del mes de noviembre contra Bahamas y Puerto Rico.

   En fin, hay razones para ilusionarse y creer que si es posible alcanzar mejores resultados en el baloncesto masculino de la Isla, en busca del objetivo de clasificar a la Copa América de 2025 en Nicaragua.

Cuba

  • Visto: 160

Artículos Relacionados