Gladiadores cubanos con pretensiones doradas en París 2024

Compartir

ACN - Cuba
Manuel Asseff Blanco | Foto: Archivo
204
01 Abril 2024

Mantener la tradición de lograr al menos un título en el deporte de la lucha, lo que ha sido posible desde Barcelona 1992 hasta Tokio 2020, será una gran inspiración para los gladiadores cubanos que participarán en los Juegos Olímpicos de París 2024.

   Para esa lid bajo los cinco aros, que se celebrará del 26 de julio al 11 de agosto del presente año, Cuba tiene 10 plazas aseguradas, cinco en el estilo grecorromano, tres en la modalidad libre varonil y dos entre las féminas.

   Si bien todavía quedan opciones de sumar boletos en un torneo mundial que acogerá Turkiye en mayo, todavía se desconoce cuántos luchadores de la mayor de las Antillas competirían en ese evento que dará tres cupos en cada una de las divisiones.

   De la decena de clasificados, una vez más la nómina contará con el liderazgo indiscutible de Mijaín López, quien irá en busca de su quinta corona en citas estivales con lo que acrecentaría su leyenda en esos escenarios.

   López, que verá acción en la división de los 130 kilogramos (kg), atesora en su palmarés, además, cinco medallas de oro en certámenes universales y debe ser el abanderado en la ceremonia inaugural, como ha ocurrido en las últimos Juegos Olímpicos.

   Completan por el momento la nómina del estilo grecorromano, el monarca olímpico de Tokio 2020, Luis Orta (67 kg), Gabriel Rosillo (97 kg), Kevin de Armas (60 kg) y Yosvanys Peña (77 kg); y faltaría por alcanzar su boleto Daniel Gregorich (87 kg).

   En el caso de Orta y Rosillo tuvieron resultados sobresalientes en el Campeonato Mundial de Luchas con sede en Belgrado, Serbia, en septiembre último, donde conquistaron las preseas de oro.

   Pasando a los libristas, encabeza el elenco Alejandro Valdés (65 kg), medallista mundial y doble campeón en Juegos Panamericanos; junto al experimentado Geandry Garzón (74 kg) y Arturo Silot (97 kg).

   Por las damas, Yusneylis Guzmán (50 kg) y Milaimy Marín (76 kg) igualmente garantizaron su cupo; la segunda lo hizo con su destacado quinto lugar en la cita del orbe, auspiciado por Serbia el calendario anterior.

   De esos 10 gladiadores, todo indica que los grequistas serán los llamados a liderar la actuación cubana en la Ciudad Luz, con reales posibilidades de que aporten incluso más de un metal dorado.

   Al respecto, Raúl Trujillo, entrenador principal del estilo grecorromano, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que a esa fuerte competencia van con el pronóstico de tres oros y no descartó alguna que otra sorpresa, objetivos bastante exigentes que para él son posibles conseguir.

   Con Mijaín, Orta y Rosillo tenemos a tres luchadores de excelente calidad que pueden batirse de tú a tú con sus rivales para buscar la corona en sus divisiones, afirmó Trujillo.

   Agregó que en cuanto a los otros dos exponentes de esa especialidad, de Armas y Peña, pueden hacerlo bien y estarán listos para asumir ese duro reto.

   En la modalidad libre parece difícil vislumbrar alguno con posibilidades reales de podio, aunque sobre el colchón todo se puede si llegan en óptima forma deportiva.

   Por ejemplo, Alejandro y Geandry saben lo que es ser medallista a nivel mundial, aunque haya sido hace varios años; mientras que Milaimy “coqueteó” con el bronce en la más reciente justa universal, de ahí que no sería descabellado verla subir al podio de premiaciones.

   Todo dependerá de una minuciosa preparación y varios factores, incluido el sorteo y los oponentes a enfrentar en cada ronda.  

   En la historia de los Juegos Olímpicos,  Cuba acumula en ese deporte de combate 11 medallas de oro, seis de plata y ocho de bronce, para una cosecha de 25 preseas que de seguro crecerá en la capital gala.