Evelyn García Vasallo
1984
15 Junio 2012

Luiz Figueiredo, secretario ejecutivo de la delegación brasileña a la cita, reveló a la prensa la posible intervención de su país en los debates que concluirán este viernes.

Añadió que, de no lograrse acuerdo, la nación suramericana continuará buscando opciones de solución, reporta Telesur.

Señaló que el deber del anfitrión es auxiliar en las negociaciones y buscar puntos de convergencia.

“Esa es nuestra función: explorar vías de acuerdo con nuestros aliados, sin abandonar la postura como miembro de la ONU”, puntualizó Figueiredo.

La voluntad brasileña de llegar este viernes a un consenso sobre el texto final, fue ratificada por el canciller Antonio Patriota, quien aseguró a Radio ONU que antes del fin de Río+20 tendrán un documento ambicioso, apuntando en varias direcciones y estableciendo orientaciones para los próximos años.

Otros dos encuentros anteriores de la Comisión Preparatoria Río+20, efectuados en Nueva York, EE.UU., terminaron sin la aprobación del documento que deben rubricar los jefes de Estado y de Gobierno, quienes asistirán -del 20 al 22 de junio- a la sesión de alto nivel de la Conferencia.